Remates
 

La venta en remates se remonta al antiguo imperio romano. La palabra subasta, utilizada en nuestro medio como sinónimo de remate, proviene de sub basta, del latín, y significa bajo la lanza, porque la venta del botín logrado en la guerra se anunciaba con una lanza. 

 

La Real Academia Española la define como la venta pública de bienes o alhajas que se hace al mejor postor y regularmente por mandato y con intervención de un juez u otra autoridad.

 

Ofrecemos a nuestra clientela este noble sistema de venta, que puede ser usado tanto en el medio judicial como privado.

 

De tal manera organizamos remates privados de bienes muebles o inmuebles, antigüedades, obras de arte, o simplemente artículos en desuso. Por liquidación de fondo de comercio, desocupación de la vivienda de los progenitores, renovación de stock y cualquier otro motivo que requiera de eficiencia y rapidez.

 
     
 
© Copyright 2008 | Estudio Jurídico Bergamaschi. Todos los derechos reservado